Seguridad Informática en la Empresa

Seguridad Informática en la empresa
Seguridad Informática en la empresa

Seguridad Informática en la Pequeña y Mediana Empresa.

“El único sistema informático seguro es aquel que está apagado y desconectado, enterrado en un refugio de cemento, rodeado por gas venenoso y custodiado por guardianes bien pagados y muy bien armados. Aun así, yo no apostaría mi vida por él”.

Esta frase, que puede parecer exagerada, no lo es en absoluto y seguramente podrás recordar alguna noticia en los informativos que nos ha contado la intrusión o ataque de un hacker o grupo de hackers a los sistemas informáticos considerados “los más seguros del mundo”.

Hasta la aparición y universalización de los sistemas informáticos, toda la información relevante para una empresa se guardaba en papel y se almacenaba en abultados archivadores, con los consiguientes problemas de almacenamiento, transporte, procesado, etc.

El principal riesgo era el incendio o la inundación de los lugares de almacenamiento.

El robo estaba limitado casi en exclusiva a personal de la propia empresa ya que encontrar la información buscada era tan complejo para alguien ajeno a la empresa que muchas veces se convertía en tarea imposible.

La aparición de los sistemas informáticos permite la digitalización de todo este volumen de información reduciendo el espacio ocupado y sobre todo, facilitando su análisis y procesado.

Pero en paralelo aparecen otros problemas ligados a estas mismas facilidades:

  • Si es más fácil transportar la información también hay más posibilidades de que desaparezca por el camino.
  • Si es más fácil acceder a ella también es más fácil modificar su contenido, etc.

El objetivo de la Seguridad Informática no difiere del de la seguridad “tradicional”, sin embargo existe una diferencia que debemos tener muy en cuenta, la evolución de los delitos asociados a la información y más concretamente la gran velocidad a la que evolucionan.

La tecnología va a un ritmo más veloz que el conocimiento de las personas.

En la Seguridad Informática se cumple a rajatabla un principio básico. “La seguridad de un sistema es tan fuerte como su punto más débil….”.

Por otra parte hay que partir siempre de la base de que la Ley de Murphy se cumple y por tanto debemos suponer que si algo puede fallar, fallará.

La información es el activo principal de la empresa y los problemas con la Seguridad informática afectan a cualquier tipo de organización, aunque, la mayoría de los ataques van dirigidos a empresas de pequeño y mediano tamaño, no todas las empresas tienen los mismos recursos para protegerse.

Algunos piensan que no van a ser atacados, que los sistemas de sus empresas y los datos que contienen no tienen valor para otras personas.

El coste de sufrir un ataque en una pyme, que no cuente con los recursos suficientes para recuperarse, puede llegar a resultarle imposible continuar con su actividad.

Debe ser una prioridad la seguridad de la información, las pequeñas y medianas empresas deben desarrollar su negocio con normalidad y tranquilidad, mejorar los procesos operativos y generar confianza en los clientes y proveedores.

Para ello, la seguridad informática ayuda a proteger la actividad, evita incidentes, daños o pérdidas de información y afecta positivamente a la reputación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies